Vivienda en calle Corsega

Vivienda unifamiliar en el ensanche Barcelonés. Una vivienda muy alargada y llena de luz.

El objetivo en la distribución fue el de poder conseguir espacios cómodos y eliminar gran parte del pasillo original que ocupaba la mayor parte de la vivienda.
En la distribución se disponen tres habitaciones, dos baños y una cocina abierta al salón que conecta directamente con una terraza que de paisaje cuenta con la conocida Sagrada Familia del arquitecto barcelonés Antoni Gaudí.
En la decoración de la vivienda se contó con un parquet de madera oscura y el resto de materiales claros y neutros.



Arquitectura Gráfica